Luis Puenzo, el Autócrata del Cine Argentino

Quien nace cineasta viene con una urgencia: utilizar o fabricar imágenes para testimoniar la historia, transmitir el asombro, los sueños, la poesía. Ese es nuestro oficio… testimoniar el llanto, cantarle a la pasión, a la poesía: ser memoria.     (Leonardo Favio)

Luego de cuatro años de gestión Macrista la llegada de Luis Puenzo al INCAA trajo consigo cierta esperanza para la comunidad Audiovisual. Expectativas que se fueron diluyendo en  menos de dos años. Como  escribió hace unos días en sus redes Fernando Martin Peña ;Programador y Docente “El mayor logro de la actual gestión del INCAA es que todos los sectores de la comunidad audiovisual consideran una decepción catastrófica a la actual gestión del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales. Este lunes 11 de abril convocan a concentrarse en las puertas del INCAA (Lima 319) desde las 15:00.

Por Mario Verón (DOCA -Documentalistas de Argentina)

Luis Puenzo, entre el cine y la tecnología: “Agarro el joystick y me parece fascinante” Titular (El destape 24 de noviembre, 2021)

El presidente del INCAA hace referencia a su incursión en el universo de los videojuegos que disfruta con su nieto. Nos habla de un Joystick en su mano que despliega de manera maniquea sobre los obstáculos que lo separan de su objetivo, mientras se divierte. El Joystick  de Puenzo es una metáfora de sus 2 años de gestión. Una palanca de mando bajo acciones dignas de una Autócrata. Acciones y decisiones que parecen no están sujetas ni a restricciones legales, ni a mecanismos regulatorios, ni mucho menos al ejercicio democrático. El Consejo Asesor, espacio de cogobierno del INCAA con representación de los distintos sectores de la industria en todo el país, se encuentra paralizado por la negativa de Puenzo a convocarlo. Luis Puenzo viola la Ley de Cine, mientras se lleva puestos los resortes del Co/gobierno como la Ley lo indica.

Durante el primer año de gestión Puenzo sub/ejecutó el presupuesto y lo hizo en el marco de una crisis sin precedentes para la industria audiovisual. Asimismo, en su administración generó una maraña de reglamentaciones que siguen obstruyendo el cobro de cuotas y adelantos para las películas. Como si fuera poca su perversión, ahogó a nuestro cine matando su distribución y exhibición agudizando aún más la crisis  que venía de lastre. Sus acciones de autócrata fueron de la mano de la inexistente política activa para evitar la caducidad del Fondo de Fomento Cinematográfico.

En una entrevista, (ver cultura.gob.ar, 19/2/20) Puenzo da indicios y certezas de sus planes : Un diseño  orientado hacia la nueva realidad del audiovisual “cuyo desarrollo fue acelerado por la pandemia”. La prevalencia del Mercado del streaming y el consumo de series, sumado a la producción de películas de gran porte asociadas en un futuro a Netflix, Amazon, HBO, Star Plus, Paramount plus y Apple Plus.

La semana pasada el presidente del INCAA parece haber intentado su estocada final contra el cine independiente. Temprano fue el indicio de sus intereses y como buen autócrata ideó una estrategia de silenciar al sector audiovisual en su participación. Como estruendo soltó el borrador que puede ser un decreto que fulminará a las pequeñas y medianas producciones, si es que el presidente de la Nación lo firma. Un borrador de Decreto que fija los topes de subsidios a la producción cinematográfica con un costo elevado.

Una película de 96 millones de pesos como impulsa la gestión requiere sí o sí de capitales privados de gran escala para su financiación. Además se ponen topes económicos como bozal al cine independiente. Para que se entienda mejor una obra cinematográfica necesitará sí o sí de capitales privados de gran escala para su ingeniería financiera. Nada más lejos de lo tangible porque a ciencia cierta muy pocos productores pequeños y medianos pueden conseguir aportantes privados de tal envergadura. En consecuencia, sólo las grandes Casas Productoras del país sobrevivirían.

Puenzo con prepotencia mata nuestro cine fulminando la diversidad de miradas y la construcción de relatos que forjan nuestra identidad y memoria colectiva. Me pregunto: ¿Alguien puede imaginar nuestro país sin el cine de Raymundo Gleyzer, María Luisa Bemberg o Leonardo Favio entre tantos? .

En declaraciones al Diario la Nación Puenzo afirmó “Esta industria es capaz de dar muchísimo. Puede ser una de las tres, cuatro industrias principales del país, que traigan dólares”. Nadie está en contra del ingreso de capitales al país pero sí nos oponemos a un cine mercantil. Porque concebimos al cine no sólo como un hecho amoroso. Sino también como un bien cultural inmaterial que contribuye al acervo de nuestro país.

Es por eso que celebramos aun en la angustia el estado de movilización permanente. Celebramos el encuentro de tomar las calles en defensa del trabajo y en defensa de una de las cinematografías más bellas y potentes del mundo. Celebramos y defendemos el cine que nos convoca. Celebramos ese cine documental y de ficción que se viste de poesía sobre las imágenes y los sonidos que bordean sus vértices para retratar nuestras historias a través de sus protagonistas. Es por eso que hoy estamos en la calle con la certeza que es la principal herramienta que poseemos para el ejercicio de nuestros derechos tras una acción colectiva.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: