“Se debe sostener el compromiso impostergable de lograr la aparición con vida”

Desde el 11 de marzo está desaparecido Tehuel de la Torre. La causa todavía lleva la caratula de averiguación de paradero y, a pesar de haber realizado varios allanamientos y rastrillajes, no hay certezas de qué le pasó. En este nuevo día del orgullo, compartimos esta entrevista con las abogadas Marcela Mancini y Sofía Basso, integrantes de la Colectiva de Abogadas Translesbofeministas, espacio que tomó la representación de Andrés de la Torre, papá de Tehuel. “Creemos que es muy importante que la fiscalía y todos los organismos intervinientes en la investigación puedan tener en cuenta y comprender el continuum de violencia y las necesidades y preocupaciones particulares que viven las personas trans, y en particular que vivió Tehuel, para poder llegar a un buen resultado en esta investigación”. Al momento los dos detenidos y su entorno familiar siguen sin hablar y permanecen procesados por las figuras de encubrimiento y falso testimonio. La semana pasada, la Colectiva solicitó la conformación de una mesa de dialogo que nuclee a todas las organizaciones que se pusieron a disposición como el CELS, la PROTEX (Procuraduría de Trata y Explotación de Personas), el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de provincia y de nación.

Por Antonella Álvarez

Foto de Agustina Salinas

La causa, cómo llegaron y qué implica tener una perspectiva de género

-¿Cómo llegaron desde la Colectiva al caso Tehuel de la Torre y cómo decidieron tomarlo?

-Marcela Mancini: Inmediatamente después de su desaparición y del activismo que se empezó a generar a través de las redes, desde la Colectiva de Abogadas Translesbofeministas nos sumamos a la visibilización del caso bajo la consigna que propusieron las organizaciones del movimiento LGTBI: ¿dónde está Tehuel?. Y que ponía el acento fundamentalmente en que el Estado destine la mayor cantidad de recursos posibles para su búsqueda y para poder encontrarlo. Fue así que en una reunión mensual que hacemos desde la asociación de abogadas nos preguntamos que más podíamos hacer, y una compañera sugirió la posibilidad de generar redes y acercarnos a la familia para ponernos a disposición. A través de una compañera que conocemos de la militancia feminista llegamos a Andrés de la Torre, el papá de Tehuel, le escribimos y nos llamó. Así fue como hicimos una primer videollamada donde nos contó lo que venían haciendo hasta el momento como familiares y nosotras le contamos la posibilidad de constituirse como parte de la causa, bajo la figura como particular damnificado, de acuerdo al proceso penal establecido en la Provincia de Buenos Aires. Él nos ofreció ser sus abogadas patrocinantes y nos constituimos como parte en la causa.

Después de esa conversación con Andrés debatimos internamente sobre la posibilidad de tomar el caso, fue una decisión compleja porque se trata de un caso con mucha relevancia, de una desaparición de una persona, nosotras tenemos nuestra sede en Rosario y estar lejos de donde se está desarrollando la investigación podía ser una limitante. En ese debate decidimos que de todas formas teníamos mucho para aportar a la causa, que nuestra formación específica en perspectiva de género y de disidencia podía ser relevante, no teníamos en ese momento acceso al expediente ni sabíamos cómo se venía llevando la investigación  pero tomamos la decisión de afrontar el desafío con la mayor responsabilidad posible. Fue así que una compañera, que es Vanesa Vargas, que tiene matrícula en la Provincia de Buenos Aires, ofreció su matrícula y conformamos un equipo de abogadas y de estudiantes de la Colectiva que estamos dedicadas plenamente a la investigación del caso de Tehuel.

-¿Qué pasó en la causa y cuál es el estado actual?

-MM: La causa se encuentra en plena investigación, a cargo de la fiscal Karina Guyot, de la  Unidad Fiscal de San Vicente. Hay dos detenidos, Luis Alberto Ramos y Oscar Montes, que son por el momento los principales sospechosos y responsables de lo que le sucedió a Tehuel de la Torre. Sin embargo la caratula sigue siendo la de “búsqueda de paradero” y las dos personas que se encuentran en prisión preventiva están imputados de encubrimiento y falso testimonio. A lo largo de toda la investigación se han tomado muchas testimoniales, de vecinos del barrio, de personas conocidas de Tehuel, y también del entorno familiar y de amistad, tanto de Luis Ramos como de Oscar Montes. Se han realizado allanamientos, el más importante de ellos es el que se realizó en la casa de Ramos, donde se encuentran como evidencias relevantes: un celular que es el que usaba Tehuel que estaba dañado, una parte de una campera de Tehuel que se encontraba incinerada, así como también diferentes manchas de sangre en diferentes lugares de la casa cuyos resultados finales de las pericias no están aún. El jueves pasado se realizó la extracción de sangre del papá de Tehuel, Andrés, y de su hermana melliza, Ailén de la Torre, y ese ADN va a ser comparado con estas manchas para poder determinar si existe compatibilidad. En base a las testimoniales se han realizado rastrillajes en la zona, en una laguna cercana, la semana pasada también se realizó uno en una chanchería, a partir de algunas declaraciones que surgen a lo largo de la investigación. Sin embargo por el momento los rastrillajes han dado en su totalidad negativos.

También se han ordenado pericias a los celulares tanto de los imputados como de Tehuel, de su celular se obtiene una fotografía en donde se ve tanto a Ramos como a Montes y a Tehuel sentados en una mesa. Esa foto fue fundamental para lograr la prisión preventiva de ambos, ya que la misma data del jueves 11 de marzo aproximadamente a las 20:30 y es la que comprueba que tanto Ramos como Montes mintieron en sus declaraciones, negando haberlo visto y haber compartido un tiempo con él ese día, que es el último día que se vio a Tehuel de la Torre. En la causa se ha ofrecido una recompensa monetaria para todas aquellas personas que cuenten con información y quieran brindarla para lograr destrabar la investigación y a partir de esa recompensa se han recogido otros testimonios que abren otras líneas de investigación, pero lamentablemente también por el momento, esas otras líneas que se han abierto han dado también resultado negativos.

-¿Qué nos pueden decir sobre el respeto a la identidad de género de Tehuel en la causa?

-MM: Esa fue una de las causas que determinó que nos involucremos para poder de alguna manera aportar una visión transfeminista que creemos es necesaria en este tipo de investigaciones. En la causa se observa que luego de la primer denuncia, que fue realizada por Luciana, la novia de Tehuel, donde ella manifiesta la identidad trans de Tehuel de la Torre y su autopercepción de su identidad trans, la fiscalía respeta esa identidad y en todos sus escritos y cada vez que lo nombra lo hace respetando esa identidad y utilizando el masculino para referirse a Tehuel. Sin embargo, a lo largo de la toma de testimoniales, muchas de las personas que dan testimonio incurren en el error de llamarlo de manera femenina, y también vemos en algunas ocasiones esa dificultad por parte de la DDI (policía) que tomó los primeros testimonios. Una de las propuestas que hicimos fue que las testimoniales dejen de ser tomadas por la policía y sean tomadas por la fiscalía directamente, apuntando a este respeto de su identidad, pero también apuntando en las preguntas que se realizan a una trayectoria trans en la vida de Tehuel, que hace que la investigación y la comprensión de los hechos que fueron sucediendo y de la vida que tenía Tehuel sea contextualizada en su identidad autopercibida. En este sentido nosotras creemos que es muy importante que la fiscalía y todos los organismos intervinientes en la investigación, puedan tener en cuenta y comprender el continuum de violencia y las necesidades y preocupaciones particulares que viven las personas trans, y en particular que vivió Tehuel de la Torre, para poder llegar a un buen resultado en esta investigación.

Hemos tenido la oportunidad de intercambiar consultas con el abogado Alejandro Valle, patrocinante de  otra parte de la familia, y vemos una diferencia clara: él está convencido de que buscamos un cuerpo, ustedes en cambio dicen no hay que descartar nada ¿Por qué es importante seguir buscando también con vida a Tehuel?

-MM: A nuestro entender un posible crimen de odio, que haya terminado con la vida de Tehuel, un crimen de odio por su identidad de género, o la posibilidad de un travesticidio o transfemnicidio, es una hipótesis que debe ser tenida en cuenta desde el primer momento de la investigación y que de alguna manera obliga a adoptar medidas necesarias para que se conserven y se consigan la mayor cantidad de evidencias en torno a esta cuestión. Sin embargo, tal como lo establecen los diferentes protocolos de búsquedas de personas  y especialmente los protocolos de búsqueda de personas del colectivo travesti-trans y del movimiento LGTBI, indican que la investigación no debe rondar únicamente en esta hipótesis sino que se debe sostener el compromiso impostergable de lograr la aparición con vida de la posible víctima. Es por eso que desde nuestro lugar en representación de Andrés de la Torre insistimos y consideramos que no debe descartarse ninguna otra hipótesis o línea de investigación en torno a la desaparición de Tehuel, y que incluso tienen que considerarse otras posibilidades como la trata de personas, y otras. Hoy nos encontramos en etapa de investigación y de acuerdo a lo investigado hasta el momento no hay ninguna certeza de absolutamente nada, es por esto que consideramos que todas las alternativas deben ser tenidas en cuenta y que se debe seguir priorizando la búsqueda con vida de Tehuel de la Torre.

-¿Cómo están Andrés y Federico?

-MM: Por supuesto muy tristes y angustiados pero también con mucha fuerza, todos los días se levantan y hacen todo lo que se encuentra en sus posibilidades para seguir buscando a Tehuel, realizan recorridas diarias y pegatinas por San Vicente y Alejandro Korn y movilizan a toda la comunidad para que se resuelva y se sepa qué pasó con él.  

La Asocación de Abogadas Translesbofeministas

-¿Cómo nace?

-Sofía Basso: Cuando nos preguntan cuándo o cómo nace la Colectiva es muy loco porque siempre nosotras pensamos que existen diferentes maneras de abordar la vida misma, que tiene que ver con qué se hace con las angustias, qué se hace con las tristezas, qué se hace con los sentimientos de desesperación o frente a los sentimientos de injusticias. Lo que pasó con la Colectiva fue que la pandemia fue una oportunidad para encontrarnos y nacer, unir las almas y hacer el nacimiento de la asociación. En la pandemia fue muy evidente cómo determinadas personas o determinadas organizaciones utilizaron la instancia para reinventarse, inyectarse de energía y crecer. Fue lo que nos pasó a nosotras. La pandemia fue un stop, paramos, revisamos, levantamos las cartas, dimos de nuevo y en esa instancia nacemos como asociación. Nuestra asociación tuvo una instancia de ir y venir con el nombre, que para nosotras no es solamente un nombre, sino que tiene que ver con una frase que nos guía que es lo que no se nombra no existe y para nosotras nuestro nombre era importante porque permitía definir los lineamientos de cómo íbamos a funcionar como organización. Por eso decidimos Colectiva de Abogadas Translesbofeministas, esas palabras nos guían, son nuestro caballo de batalla para entender cómo llegamos al mundo del derecho, desde qué lugar decidimos transformarlo y cuáles son las herramientas a las que vamos a acudir para llevar a cabo esa transformación.  Como Colectiva entendemos que nuestra misión es atravesar los distintos ámbitos del derecho, la academia, el territorio, las redes sociales, todos los ámbitos que involucren nuestra profesión, transformarlos. De una manera que para nosotras tiene que ver con una deconstrucción previa, donde nos encontramos, porque estábamos todas muy solas en un mundo del derecho que es hostil, frio y distante. Ahí nos encontramos todas con una misma sensación, interpretación del mundo del derecho, que tiene que ver con las preguntas que nosotras nos hacemos, ¿Cómo es atravesar el mundo del derecho? ¿Qué tipos de abogadas y abogades queremos ser? Y en todas esas preguntas nos encontramos. Creemos que atravesar el mundo del derecho tiene que ver con popularizarlo, y lo que nos proponemos es acercarlo. Hay como una concepción fría y distante en el profesional y la profesional del derecho donde sus clientes no pueden entender lo que dicen, y hay una ruptura en el canal de comunicación. Creemos que es importante reparar en eso y poder popularizarlo, trasladarlo a las personas a las que representamos, trasladarlo a las personas a las que le comunicamos, en todos los espacios que habitamos hacer una traducción del derecho, que para nosotras es una herramienta de transformación de los espacios y de la sociedad.

-¿Cómo funciona la Colectiva?

-SB: Somos 40 profesionales y estudiantes, trabajamos a través de comisiones o secretarías, tenemos el área de prensa y comunicación que, como lo dice su nombre se encarga de la difusión con contenidos, de la relación con medios y periodistas. Tenemos el área académica, y lo que hacemos es trabajar en la producción intelectual, después tenemos el área de litigio, dividida en litigio penal, laboral y de familia, y vamos abarcando las distintas ramas. Lo que hacemos es trabajar en equipos de dos abogadas y una estudiante, con esos equipos se toman las consultas. Tenemos un área de tesorería, una presidenta y una secretaria. Tenemos una visión del trabajo que tiene que ver con esta impronta colectiva, con abordar ciertas misiones a corto plazo, como intervenciones que se hacen en determinadas causas que creemos relevantes, como en el caso Aldana. O recientemente el caso de Natalí, una mujer rosarina en extrema situación de vulnerabilidad, madre de 7 hijes, que fue detenida por la tentativa de robo de una bicicleta y que el 1 de junio comenzó a afrontar un juicio oral y público en donde el Ministerio Público de la Acusación le pide una pena unificada de cinco años de prisión, sin hacer ninguna mirada sobre su contexto social. También trabajamos en otros proyectos a largo plazo.

-Lo que quieran agregar que no le hayamos preguntado

Necesitamos que toda la sociedad, que los medios de comunicación y que el Estado en su integralidad se comprometa y realicen todos sus esfuerzos día a día para lograr la aparición de Tehuel. Necesitamos que Montes y Ramos o su entorno familiar nos digan qué pasó con Tehuel, porque estamos convencidas de que ellos saben qué fue lo que sucedió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: