Que sea ley de humedales

Hoy, 2 de febrero, es el día mundial de los humedales. Resulta más urgente que nunca seguir luchando por una ley nacional que efectivamente los proteja.
Los humedales son áreas donde el agua es el principal controlador del medio ambiente, y de la vida vegetal y animal asociada al mismo. Son zonas que permanecen en condiciones de saturación de agua durante largos periodos de tiempo, que incluyen una variedad de ecosistemas, por ejemplo: esteros, deltas, manglares, pantanos, entre otros. Estos ecosistemas son de una enorme importancia biológica, social, cultural y económica, ya que comprenden una inmensa diversidad biológica por lo que son grandes reservorios de agua dulce y actúan como filtros depuradores, amortiguan los impactos de las lluvias y almacenan más carbono que ningún otro ecosistema. Por eso son de tanta importancia en relación con el cambio climático. En los últimos 300 años desapareció el 87% de la superficie de humedales conocida a nivel mundial.
En Argentina aún contamos con 600.000 km2 de humedales, el equivalente aproximado al 21% de la superficie total del país.

Las principales causas de su degradación y destrucción son la ampliación de la frontera agrícola, el uso de agrotóxicos, la actividad minera, la sobrexplotacion de los bienes comunes, el desarrollo industrial e inmobiliario especulativo y el desecho de residuos tóxicos. También la desaparición de estos espacios perjudica a quienes viven cerca, ya que las construcciones privadas producen la inutilización de las napas de agua potable, la inundación de los barrios aledaños, aumentos graduales de la contaminación del aire y la destrucción de flora y fauna locales. Desde hace años que organizaciones vecinales, ambientales, colectivos científicos y movimientos populares vienen exigiendo la aprobación de una ley que proteja los humedales, la vida que contienen y las vidas de la inmensa población vinculada.

En diciembre de 2020, a pesar de tener un proyecto mayoritario en la comisión de ambiente de la Cámara de Diputados, el mismo no logró pasar a la cámara alta, y tampoco se trató en la sesiones extraordinarias. Las razones por las cuales no sale esta ley (que en 2013 y 2016 tuvo media sanción, pero quedó trabada en la cámara baja) se debe en gran parte a la presión de los sectores más concentrados de la agroindustria, la minería, el negocio inmobiliario y la industria forestal.

Texto de Sofía Labriola

Imágenes de Che Alejandra / https://www.instagram.com/chealejandra_da/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: