El cuento de los mil chanchitos

En el medio de la pandemia, sin evaluar los impactos sociales y ambientales, sin ningún tipo de consulta popular ni participación de las comunidades, sin siquiera brindar información al respecto, casi de manera oculta, el gobernador Capitanich selló un convenio con la empresa de capitales chino-argentinos Feng Tian Food para la instalación de 3 megafactorías de cerdos en la provincia del Chaco.

Por Sofía Labriola

Imagen por Esteban Sambucetti

Tampoco esperaron a noviembre, recordemos que debido al repudio generalizado y la presión popular, Cancillería tuvo que postergar la firma del acuerdo porcino con China para ese mes. Se adelantaron y ya gestionaron la instalación de las megagranjas en territorio chaqueño, en principio, porque de las reuniones también participaron representantes de otras provincias.
Las megafactorías porcinas generan gravísimos problemas sanitarios y socioambientales, incluidos los riesgos de potencial pandémico. Estos proyectos involucran la utilización de miles de millones de litros de agua, en territorios donde la escasez de agua es de por sí un problema y, de hecho, existen comunidades enteras sin acceso a la misma, contaminan los suelos y las napas (los sistemas de producción porcina pueden liberar grandes cantidades de nitrógeno y fósforo al ambiente, así como las dosis de cobre y zinc utilizadas para acelerar el crecimiento, que pueden acumularse en el suelo. Los cerdos, por ejemplo, excretan el 95% del zinc, el 86 % del cobre y el 79% de manganeso que ingieren en su dieta, sumado a los antibióticos, llevando a la contaminación y deterioro de los suelos). Además, necesariamente acarrean la expansión de la frontera agraria y de los monocultivos, debido a la demanda de toneladas de maíz y soja transgénicos para su alimentación. La historia nos demuestra que esto se traduce en el avance sobre las tierras de las comunidades y los desmontes de los bosques nativos, sumado a la contaminación por agroquímicos. También resulta de importancia destacar que no generan puestos de trabajo ni de calidad ni en cantidad, por el contrario, estudiando las experiencias en las megafactorías de otros países se pueden encontrar los impactos sobre la salud de les trabajadores.
A pesar de todo esto, ya está pautada la instalación de las tres factorías, una en el noroeste, otra en el centro y la tercera en el sudoeste chaqueños, cada una con: 5 granjas con 2.400 madres, un frigorífico exportador, una planta de biodisel, un biodigestor y una planta de alimentos balanceados. Estos proyectos, presentados por los grandes medios locales como logros de un proyecto sustentable, como un progreso reactivador de la provincia, van en línea directa con un modelo extractivista exportador en claro detrimento del medioambiente y de la calidad de vida y salud de las mayorías, y de la soberanía alimentaria y territorial.

Recomendamos la lectura de 10 mitos y verdades de las megafactorías de cerdos que quieren instalar en Argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: