Dossier | FAR: diálogo ardiente de marxismos y peronismos

“Encender en el pasado la chispa de la esperanza es un don que sólo se encuentra en aquel historiador que está compenetrado con esto: tampoco los muertos estarán a salvo del enemigo, si éste vence. Y este enemigo no ha cesado de vencer.”

Walter Benjamin, Sobre el concepto de historia

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias encarnan en la teoría y en la práctica quizás la mejor expresión del diálogo entre marxismos y peronismos. Una conversación que comenzó tempranamente,  apenas surge este movimiento nacional, y que aún hoy nos transita, como relectura posible pero también como discusión urgente. El saldo del debate parece lejos de consolidarse, es más bien un canal de apertura, la posibilidad de ampliar fronteras y arriesgarse al enriquecimiento mutuo.

Surcado por enfrentamientos y resquemores, por peleas y horrores también, fue comportándose de modo diverso este diálogo, al calor de la lucha popular y los escenarios de conflicto. La unidad en la acción permitió siempre ése acercamiento: pensemos en la evasión de la cárcel de Rawson, pero también en los encuentros en asambleas populares del post 2001, en el acercamiento al kirchnerismo de diversos sectores de las izquierdas populares, o el enfrentamiento común al macrismo en las calles del Congreso.

Cuando se organizó doctrinariamente, se convirtió en la izquierda peronista, y construyó un clivaje no sólo intelectual, sino ético y combatiente. A quien le debemos la mayor expresión política de dicha propuesta es a las FAR, quienes hace 50 años se daban a conocer públicamente con la toma de Garín. Sin embargo han quedado por mucho tiempo opacadas por aquella otra organización revolucionaria peronista con la que se terminaría fusionando: Montoneros. Sin embargo, es fundamental recuperar aquella huella que hoy parece perdida de una fuerte apuesta al enriquecimiento mutuo de una propuesta desde la izquierda identificada con el peronismo. Esa fusión de los setenta también depara la problemática resolutoria de aquel acercamiento: un cuerpo devorador de tradiciones y escuelas, capaz de construir su propio mito eternamente transformable.

Por lo tanto, llama la atención la prolongada ausencia de materiales que puedan ahondar en su historia, que analicen los puntos de encuentro con el presente. En este mismo especial participa Mora González Canosa, quien pronto editrará un libro producto de su investigación de las FAR, que permitirá sumar informaciones y debates a esta historia. Son muchos las puntas que nos abre a las ideas que aun hoy nos atraviesan, y las maneras en que podemos o no pensar el porvenir.

German Roberto Gil analiza la Toma de Garín, hecho fundante para el afuera de esta organización armada, y nos permite reflexionar en torno a las acciones político-militares y su inteligibilidad  por parte de la sociedad a la que se intenta interpelar.

En la larga entrevista a Susana Vega, dividida en dos partes, reconstruimos su paso por las FAR, al mismo tiempo que repensamos desde el presente un tópico que pasó muchas veces desapercibido en aquellos años y que y ha cobrado un especial interés: la perspectiva de género en las organizaciones armadas. 

En diálogo con Pablo Daniel Spatola a raíz de su película dedicada a la vida y obra de Carlos Olmedo, nos adentramos en la historia de este intelectual militante, fundamental para pensar el período a partir de sus elaboraciones teóricas en torno al marxismo y el peronismo, que cayera tempranamente enfrentando a la dictadura en Córdoba.

Por su parte Juan Manuel Ciucci analiza la obra de Francisco “Paco” Urondo, militante de las FAR, y las implicancias que tuvo la misma en la historia de la organización, desde su La Patria Fusilada tras la Masacre de Trelew a su extensa entrevista a Olmedo aparecida en la revista Cristianismo y Revolución.

La interrupción de su historia para fusionarse con Montoneros, si bien la liga a esa experiencia y a su final, también le brinda a las FAR (y a nosotres en este recuerdo) la oportunidad de la conjetura, de la apuesta contrafáctica, al ver que esa experiencia fundamental vio interrumpido su desarrollo autónomo apostando a la fuerza de la unidad. ¿Qué otras posibilidades podría haber brindado dicha experiencia por fuera del homogeneizante modo Montonero, capaz también hoy de obliterar su recuerdo? Parte de lo posible sigue siendo aún hoy revisar el accionar de los cuadros militantes de FAR dentro de Montoneros, qué experiencias comunes desarrollaron, qué continuidades se hicieron presentes, y qué diversidades creativas podrían haberse profundizado. Este especial intenta abordar algunas de las posibles llaves que nos lleven al conocimiento profundo de aquella experiencia, para analizar el ayer pero esencialmente construir el hoy y el mañana.

“El homenaje o la apología procuran encubrir los momentos revolucionarios del curso de la historia. Lo que de verdad les importa es establecer una continuidad. Valoran únicamente aquellos elementos de la obra que han pasado a formar parte de su influjo. Se les escapan aquellos lugares donde la tradición se interrumpe, y con ello sus peñas y acantilados, que ofrecen un asidero a quien quiera ir más allá de ella”

Walter Benjamin, El libro de los pasajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: